La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

2014 lecciones

Este año que finaliza ha estado lleno de aprendizajes, deseo que este proceso que me llena de ilusión siga. No siempre es fácil pero merece la pena.
Aprendí a gestionar mejor mi tiempo,  a agobiarme menos,  a valorar más lo que la vida me da, a no consumir desaforadamente,  a analizar las situaciones,  a detectar gente que no merece la pena, a cuidar de las que sí,  a no dejarme hacer daño,  a perdonar,  a quererme  porque lo valgo y mil cosas más.

No hay comentarios: