La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Intenciones

Aprender a decir no para no soportar más peso del necesario, del vital, del que te enseña a decir "yo puedo". No pensar en culpas ni en satisfacer a otros. Paladear lo que egoístamente gustar y realiza. Cada uno construye su camino y puede ser que los adoquines que yo pongo a ti te hagan resbalar. Cuando vayas a caer no me cojas de la mano porque puede ser que tires de mí hacia abajo.
Me gustaría construir un hogar donde quepamos los dos pero, si no es posible, no voy a tirar mi casa abajo para guarecerme bajo un techo roto y unas paredes agrietadas: entra demasiado frío, la lluvia me empapa y enfermo constantemente.  Mi casa tiene lo que necesito amplitud de espacios, muros coloreados y bellas imágenes para alimentar mis sueños. No me importa hacer pequeñas reformas para acomodar más cuerpos y más almas, pero no voy a hacerla añicos.
Responder ante mí y no tener que pasar lista ante las exigencias de los demás, queredme por quien soy y no por aquello que os hago.

No hay comentarios: