La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Contigo nunca

Querría perfilar tu cuerpo con mi lengua por las noches y  por la mañana, a todas horas.
Querría perderme en tu piel y revolver mis besos con mi deseo para que tu silencio se torne lujuria.
Querría,  cada instante,  conquistarte, romper tus fronteras y que tu cuerpo sea mi territorio.
Querría porque la vida es breve y es mejor tener experiencias de las que no arrepentirse. 
Contigo nunca.

No hay comentarios: