La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Deseo

Voy a salir por ahí ahora que ya se ha ido el sol. Así rezaba una canción de Platero y tú que yo adoraba (si miro a las nubes).
No obstante, esa letra que no puedo evitar cantar como si fuera a morir justo después, no quiero que se torne en mi himno, ni en el vuestro, en estos días.
Me gustaría cantar: Voy a salir por ahí ahora que ya ha salido el sol. Me gustaría pensar que tenemos ilusión para otros cuarenta años más, me encantaría verme con sueños, sin poder y sin odio.

No hay comentarios: