La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Gracias de nuevo

Necesito esos abrazos que me ofreces para tomar energías.
Necesito tu comprensión y tu apoyo constante para seguir caminando.
Necesito tu amor incondicionar para vencer los obstáculos.
Gracias, enormes gracias por cuidarme y estar a mi lado en este sacrificio.

No hay comentarios: