La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

sueños instantáneos y pasajeros

El mundo parece distinto y, sin embargo, sé que es el mismo, sólo que hoy me ha hecho sonreír.
Al menos hoy me llegó una melodía preciosa a mis oídos con la que baile hasta caer rendida.
Hoy abrí los brazos y sentí cierta seguridad perdida, me miré en el espejo y creo que me gusté (con mis arrugas y mis canas).
Volví a ser, a sentir, a vibrar y a emicionarme.


No hay comentarios: