La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Viajando

Lento, quiero caminarte lento para disfrutar cada uno de tus besos.
Isntantes novedosos entre nuestros cuerpos, donde tu piel me devora y mis manos te tocan.
Susúrrame palabras que enciendan, agiten y exciten mi boca.
Bésame, cállame con tus labios para que no pronuncia más miedos ni derrotas.
Oblígame a darte la mano, la alegría, la noche y el presente.
Arrebátame para que no me escape pensando en promesas rotas.

No hay comentarios: