La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Este fin de semana

He ganado a todo un maestro al ajedrez.
He visitado el Teatro Real viendo a la vez a la NDT I y II.
He comido en un mejicano buenísimo donde me manché, es decir, disfruté.
He madrugado para ir a escalar aunque, luego, viendo el tiempo dejamos el plan.
He gastado parte de mi tarjeta regalo del fnac.
He comprado entrados para ver a la CND en el Teatro de la Zarzuela, en la despedida de Nacho Duato.
He visto un partido aburrido de España, en el que ganó a Chile. Pero todavía no entiendo los últimos 20 minutos de la segunda parte.
He visitado a mi cuñada (o algo así) en el hospital.
He visto una película que me interado bastante, más de lo que me pasa últimamente, aunque me queda la duda de quién era el asesino.
Ahora ando viendo el partido de Argentina-México. ¡Dale pibe que son nuestros! mientras preparamos un pescadito al horno.
He amado, he sonreído, he abrazo, he besado, he sido un poco más feliz.

No hay comentarios: