La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

De nuevo, fin de semana!

La verdad es que cada vez tengo menos tiempo para pararme y escr ibir, al menos saco algo de tiempo para explicar lo que me dan de si los viernes, sábados y domingos, esta vez, añado el jueves porque para mí fue lo mejor.
El jueves visité el Teatro de la Zarzuela para ver la despedida de la CND. Fue espectacular, especialmente, la última coreografía "Arenal" con la música de María del Mar Bonet en directo. Se me pusieron los pelos de puntas y reconozco que se me escapó alguna lagrimilla.
El viernes me tocó ver alguna casa para sopesar si me compraba alguna de ellas, pero de las que vi no. Luego una caña y mucho descanso.
El sábado más casas, esto va a ser cansado. Y fútbol, mucho fútbol: primero vi la derrota de Argentina y luego el triunfo de España. Luego Wild Thing, a donde hacia tiempo que no iba. Ah! Volví a ganar al ajedrez, se me está dando bien.
Domingo de sábanas, sonrisas, caricias y abrazos y compras. ¡Nos hemos comprado un puzzle de 1000 piezas! Paciencia necesitamos.

No hay comentarios: