La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Para que llegue la Tercera

¡VIVA
LA
REPÚBLICA!

1 comentario:

Un niño cualquiera dijo...

No sería para nada mala idea, compañera Este es, también, un sueño compatido

La verdad verdadera es que te etxaba de menos Incluso ahora que todo me va mejor que bien El niño triste te ha cogido tanto cariño...

Un beso gordo, niña... y recuerdos desde nuestro Norte,

Un niño cualquiera.