La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Quemando

Yo conquisto el calor que tú necesitas
para entregártelo de noche, cuando no sabes que te observo.
Pierdo el culo por correr a tu lado y abrazarte bien fuerte
cuando te persiguen los dragones.
Soy así,
vivo así.

No hay comentarios: