La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Ansias

Sentir, sentir que no pertenezco a nadie y querer ser a tu lado al despertar, cuando tu torso desnudo me da los buenos días.
Trasnochar, perder el sueño, derretir tu cuerpo, comerme el tiempo.

1 comentario:

David dijo...

Y si estás de vacaciones, pues mucho mejor, con más ánimo y más intenso.