La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Lo imprescindible

Al carajo si se te marcan los abdominales o no,
al carajo con el número de canas que pueblan tu cabeza,
al carajo con las arrugan que surjan en tu piel,
al carajo con los achaques contra los que lucharemos.
Me basta con lo maravilloso que eres todos los días,
me sobra con la felicidad que siento a tu lado.

No hay comentarios: