La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Eres...

más de lo que un día imaginé acariciar, respirando y dibujando besos. Eres más que un sueño, mucho más, una preciosa realidad con la que estoy compartiendo mi vida.
Eres unas persona estupenda que se ocupa de escuchar y se interesa por todo aquello que se relaciona conmigo. Eres un compañero que me ofrece comprensión para mis errores y que no me exige latigazos. Eres un amigo fabuloso que conjuga con arte su vida laboral y social. Eres un hijo dedicado que ofrece su apoyo y su ánimo para regalar una sonrisa a su madre. Eres increiblemente respetuoso con mi especio y a la vez permaneces a mi lado de una forma constante.
Eres especial porque tus valores permanecen más allá de las circunstancias, porque no eres débil, porque para los asuntos importantes sabes lo que quieres.
Eres una vida con retos dignos de observar.

No hay comentarios: