La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Elecciones

El pasado no existe,
el futuro no está.
Sólo tengo mi presente, este instante,
para devorarlo como si fuera el último.

1 comentario:

David dijo...

Carpe diem. Hay veces que es mejor así.