La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Alfileres y lavadoras

Me he cosido tu tacto a mi memoria
para que el tiempo no se convierta en enemigo.
Me he desnudado ante ti, no es cómodo abrazarte con coraza.
He abandonado mis miedos muy lejos de tu casa
y ya no duermo con ellos atados a la pata de cama.

No hay comentarios: