La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Un sentimiento de Lunes




Todos los lunes suele invadirme esta sensación, sé que luego se me va pasando, sé que no me tengo que preocupar.
Sin embargo, me preocupa padecer esta pequeña enfermedad casi todas las semanas.
Todos los lunes sueño con esa casa, con ese pueblo y con ese gato. Todos los lunes tengo claro qué es lo que deseo conseguir en la vida. Evidentemente no tiene que ver con el trabajo, ni con el dinero, sólo me vienen a la cabeza imágenes de aquel pueblo en el que ansio vivir.

Y me queda tanto para alcanzar mi sueño... que sólo puedo soñar en fotografías.


No hay comentarios: