La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Digestión

Lamentos que se encogen,
ya no resuenan en mi pecho
ni devoran mi apetito,
ni vomitan en mi cuerpo.
Sed que se convierte en seda
para acariciarme la piel
y curarme las heridas
y masticarme el ayer.

No hay comentarios: