La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Ladrones de bicicletas

Podrán robarme la bici,
pero lo que nunca me robarán será la
SONRISA
Se me está acomadando en el corazón un rico sentimiento
Ojalá no muera con las lluvias de otoño o los glaciares del invierno próximo
Nacimientos de un día para otro (descubrimientos)
Ruinas que eran esombros
Impregnando de luz todo su alrededor
Silencios que calman al viento
Ansias que son gominolas.

No hay comentarios: