La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Me gusta

Me gusta remover la cotidianidad.
Me gusta buscar mensajes con palabras lindas antes de desayunar e inciar el día sonriendo.
Me gustan los abrazaros, darlos y recibirlo, crijir las costillas e iniciar el día sonriendo.
Me gusta arreglar una discusión con sólo mirarnos, es decir, un guiño y me obligo a sonreír e iniciar el día sonriendo.


No hay comentarios: