La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Tengo un sueño

Yo tengo un sueño que me anima todos los días. Sueño con poder abrir mi gabinete, tener un sueldo digno (no deseo más de lo que cobré como empleada) no quiero enriquecerme y vivía muy dignamente. Así cobrando un sueldo normal, sin grandes pretensiones, sueño con poder contratar a alguien que ahora esté en el paro, con sus derechos y obligaciones.
Yo tengo ese sueño y ese sueño me permite levantarme todas las mañanas con la cabeza bien alta y seguir apostando por este proyecto.

No hay comentarios: