La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Me chiflas!

Levantarme con tu sonrisa a mi lado es el mejor regalo que me ha dado la vida, porque, aunque tú no lo sepas, amarte es sentirme viva y coleccionar sueños.

Adoro escuchar tu respiración y saberte dormido. Admirarte reposado y descansado, sin notarme velando tu noche.

Ojalá pueda festejar todas las jornadas de tu mano, abrazarte al dormir y compartir el desayuno antes de ir a trabajar. No le pido nada más al futuro, con eso me sobra para ser inmensamente feliz.
Vivir contigo es un sueño constante del que no quiero despertar.

No hay comentarios: