La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Gracias Aocaná

De nuevo un momento especial, un concierto en este caso.
Ayer me viste volar con las alas bien desplegadas y no te echaste a temblar esa es buena señal.
¡Alfileres!

No hay comentarios: