La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Me gustas

Me gusta salir del metro y encontrarme con tu sonrisa y quedarme callada, a pesar de tener cientos de cosas que contarte.
Me gusta escribirte servilletas por las mañanas y escuchar el larguero en el mismo colchón que tú y compartir la risa.
Me gusta estar en la distancia sin ti y sentir, como si estuvieras al lado, tus caricias y tu calor.
Me gustas.

No hay comentarios: