La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Caramelos

Todos los viernes me planteo lo mismo: descansar.
Todos los domingos me doy cuenta de que no lo he conseguido.
Mis obligaciones, mis responsabilidades, mis sueños y las ganas por hacer cosas diferentes me llevan a estar sábados y domingos de acá para allá.
Ayer viví mucho, cansada pero no me arrepiento.
El sábado próximo me escaparé a ver danza (CND2).
Los sueños no pesan.

No hay comentarios: