La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

¿Te apetece?

Vamos a desabrocharnos todos los miedos,
para desvestirnos y mostar, sin vergüenza,
la desnudez de los cuerpos.

2 comentarios:

isuntza dijo...

Vergüenza?? Noooooooo, niña!! Si el cuerpo es uno de los paisajes más hermosos que se pueden encontrar y descubrir!! Y, además, puede ocurrir en medio de otro paisaje, en medio de una canción, en medio de lo que quieras Apetece, claro, como no iba a apetecer... En buena compañía todo apetece

Mile Muxu wapisima, cuidate mucho y rekuerdos del niño triste!

la punta de mi lengua dijo...

Te doy toda la razón caballero. Vergüenza ninguna. Mira que yo no soy Miss Mundo (vamos ni por asomo) pero cuando estoy con la persona a la que amo, la verdad es que me gusto bastante.
Aunque quizás debería trabajar gustarme siempre.
Mira me acabo de dar cuenta de esto.
Un beso y vamos a ver para cuando me puedo escapar a esa tierra linda que tanto quiero.