La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Movimientos 1, 2 y 3: mirar, oler y amar.

Desnúdate, estás a la distancia exacta,
donde puedo verte pero no alcanzo a tocarte.
Así el deseo es más penetrante,
se huele, se paladea, se siente.

Desnúdate, quiero aprenderme tus formas de memoria,
retener cada unos de tus gestos
y que el aire se congele
cuando anhele con mis ojos tus perfiles.

Desnúdate y acércate,
que la distancia empieza a parecer suicida,
que mis manos reclaman tu costado y tu beso en mi mejilla.

Desnúdate, acércate y túmbate.
porque ya no me vale con mirar,
empiezo a querer desgastar tu cuerpo con mi lengua,
apoderarme de todos tus rincones con mi boca.

No hay comentarios: