La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

El amor valiente. Deluxe

Antes de proseguir debo contarte algo,
algo que sucedió y duele a cada paso
de cada pequeño peldaño de esta vida de escalones cada vez más altos.
Aquella noche tan larga
te divisé al final de la calle,
yo quería salir corriendo
pero no fue el amor tan cobarde.
¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.
Estabas allí en lo alto
al final de una enorme cuesta
con la mano tendida
y colgado un pañueño blanco
¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Fui subiendo poco a poco,
como en el peor de mis sueños,
y aplomo en los zapatos
y cementos en mis pies cansado
¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.
Como entre arenas movedizas
seguí, seguí avanzando,
seguí, seguí avanzando.
Sin ver que desde la ventana alguien me estaba apuntando
¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.
Otra vez volví a creer aunque fuera por un día,
cuando aquel ángel cicatrizó todas mis heridas
y me cubrió con sus alas
hasta que cesó el ruido de las balas
¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasado?
Está pasando una vez más.
Pero fue la última parrte,
la parte más difícil.
Esta vez fue mi propio miedo,
fue mi propio miedo que casi me deja ciego.
Ahora entiendo el sentido de las cosas.
El equilibro de la balanza,
el polvo de las estrellas,
las rocas que ahora son arena,
ahora entiendo que cada espina,
y cada pequeño arañazo,
que cada cuchillo por la espalda
fue tan solo un pequeño trámite
tan sólo una excusa idiota

Hace tiempo que no sonreía tanto...

No hay comentarios: