La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Haciendo una excepción.

(Ilustración de Noemi Villamuza)


Por ahí me han hecho un encargo y soy persona de cumplir (Gracias lamoni), pero sigo con mi objetivo de caminar sin estas palabras andantes. ¡Qué cosas!.
Allá voy con este meme, por cierto, el primero que hago en mi vida.

1. ¿Sos feliz?
Tengo momentos de felicidad, incluso, a veces, esos momentos son muy duraderos. En muchas ocasiones me emociono pensando que quizás sean eternos. Ahora, en este tiempo, cuando me acaracia el otoño estoy experimentando esa sensación de una felicidad completa, cotidiana, sencilla, adorable. Quizás vengan momentos más duros pero tengo claro que siempre lucharé por ser feliz y por hacer que la gente que me rodea lo sea. Creo que ahora estoy feliz y con eso es suficiente, porque mañana es sólo una ilusión.

2. ¿Qué haces los domingos?
Ufff cada domingo es un nuevo cuento por escribir. Algunos me levanto, me voy al rastro, tapeo, camino, sonrio, me emociono y sueño. Otros, me voy al templo de Debob tranquilamente con un libro, un zumo y la preciosa compañía de la soledad. En muchas ocasiones también aprovecho para ir al teatro ya que como entre semana salgo tarde del trabajo no puedo hacer esas cosas. A veces, duermo hasta tarde (es lo que tiene salir mucho) y me leo el periódico en casita. luego pillo la bici y me voy a dar una vuelta con mi prima pequeña. No sé los domingos es día para reinventarse.

3. ¿Cuál es el poema que más te haya impactado en tu vida?
No puedo elegir un poema, esta pregunta es de esas que no puedo responder nunca, ni puedo, ni quiero. Martín Vigil, Mario Benedetti, Blas de Otero, Angel González, Rossana (el cristal), Dylan Thomas, Pablo Neruda, Góngora, Lorca, Hierro, Cernuda, Rilke y tantos otros que no puedo seleccionar un único poema.

4. ¿A qué renunciarías por amor?
Perdón, pero esta pregunta no la entiendo.

5. ¿Qué locura hiciste por amor?
¿Cuál no he hecho sería la pregunta más acertada?

6. ¿Qué es lo que más te gusta de vos?
Físicamente hablando me gusta mi espalda, será porque es lo que menos me veo.
Luego me gusta la pasión con la que vivo las cosas, las energías que tengo para luchar por lo que sueño, mi gente, mi familia, mi trabajo, mi vida.

7. ¿Cómo te sientes en la ciudad en la que vives?
En general, últimamente me siento rara, parece que no acabo de ubicarme. Sin embargo, siempre encuentro oasis en los que me siento relajada y afortunada porque lo importante no es donde estoy, sino con quien.

8. ¿Qué te faltó hacer en esta vida que llevas?
Así en principio diría que me faltó pedir perdón alguna vez que hice daño a alguien y no me di cuenta, me faltaron abrazos, besos y lindas palabras.

9. ¿De qué signo del zodíaco sos y qué es lo que más te gusta de él?
Soy Cáncer. De él no me gusta nada, me gusta de mí.

10. ¿Qué cosas de cuándo eras chica se perdieron y te gustaría que volvieran?
No se perdió nada, en mi vida han evolucionado las cosas pero lo esencial sigue en mí, con matices, pero sigue. Y además, sigo montándome y disfrutando cada vez que veo un columpio cercano.

11. ¿Cuál es el último trabajo que has realizado?
Acabo de estar con una niña que presenta retraso del lenguaje. Es muy lindo ver como cada vez se va mostrando más extrovertida, te cuenta más cosas y, en especial, entra y te da un abrazo nada más verte. Adoro mi trabajo.





Ahora, se supone que tengo que pasarlo, pues...


simplemente que lo haga todo aquel que lo desee, es una forma de reflexionar un ratillo sobre la vida.

2 comentarios:

Tuxman Linuxos dijo...

Qué bien, soy el primero XD

Me ha gustado la sobriedad con la que has contestado el meme. Sólo dos cosas, y que conste que no creo en la astrología, pero dicen que las cáncer son muy buenas madres (lo demuestra la mía propia, que también es cáncer). Lo otro es que me encantaría poder columpiarme con mi hija en el columpio, pero ya no me cabe el culo, así que tengo que conformarme con empujarla casi tan alto como me pide.

Besos.

la punta de mi lengua dijo...

¡Gracias! Me gusta ser sobria así que todo un cumplido.
Creo que sí sería buena madre y la gente parece opinar en el mismo sentido, aunque he de decir que, de momento, no tengo nada de instinto maternal. Soy demasiado joven quizás o demasiado vieja, según se mire.