La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Cinco instantes de felicidad más

Limpios, por fin.
Nuestros niños
Para cruzar el río no había otro modo.
Una valiente.

Los hombres del Piñal en la catarata

2 comentarios:

SUSANA dijo...

Qué bonitas fotos!

Han sido tomadas en la selva...¿pero dónde, en qué lugar?

Quizás soy muy despistada, pero no encuentro el dato. Vuelvo por la respuesta!

Besitos!

la punta de mi lengua dijo...

Estamos en Perú, en la región de San Martín. Allí he pasado el mes más maravilloso de mi vida.