La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Avoir

Tengo un desnudo flotando a medio metro del borde de mi cama.
Tengo una sonrisa difuminada en las sábanas que cubren mi colchón.
Tengo un cuerpo borrándose entre mis brazos por las mañanas.
Tengo unas huellas que pierden su identidad conforme avanza el dolor.
Gritando,
Clamando.
Me quiero poner de sol,
         me quiero poner de vos,
                      hasta las cejas,
                               calmar las heridas abiertas y padecer de placer

No hay comentarios: