La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Lüge

La mentira no me hiera a mí.
Sólo tú sabes la verdad,
te mientes a ti mismo porque yo desconozco la realidad de aquellos acontecimientos.
Pero, si te mientes,
¿No será porque quieres inventarte tu propia existencia?
No te mientas, no va a ser mejor lo que hiciste, ni de repente te vas a convertir en otros.
Seguirás siendo tu mismo, pero con una decepción más a tus espaldas.

No hay comentarios: