La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

Planes acaramelados

Empieza el curso escolar de verdad. Ya llegan los días de 12 horas de trabajo. De una reunión a la otra, valoraciones e intervención tras intervención. Pero, tengo energía de sobra. Por eso, me voy a apuntar a francés.
El año pasado no estudié nada y esa sensación de "dormirme en los laureles" no me gusta. Hay que seguir progresando y continuar aprendiendo para no pudrirse.
Además, vuelvo con el deporte y la bici. ¡Cómo la echo de menos!

No hay comentarios: