La punta de mi lengua


No imagino mejor trofeo
que rozar con la punta de mi
lengua

el perfil dilatado de
tus
labios.

No hay mejor descanso
que
deslizarme por
tu piel tersa y

desgastarte
suavemente el
cuerpo.

De Copenhague a Estocolmo

Combatir el frío con abrazos, con sonrisas, con lindas palabras, con estupendos momentos.
Me he pasado ocho días recorriendo Suecia (un paseito por Dinamarca también me di) y ha sido una experiencia increible. Aunque ahora la vuelta a la realidad me parezca una mierda.
¡Vaya frío que hemos pasado! -29º grados han sentido mis manos pero no mi corazón o mi piel.
Suecia es un país increible, otra cultura vamos, pero no es algo que pueda mostrar con palabras, es algo que hay que ver.
La compañía inmejorable, ¡Qué dos compinches más majos que me he buscado!

No hay comentarios: